En memoria del Padre Luis Alfonso Muñoz López

Comentarios desactivados en En memoria del Padre Luis Alfonso Muñoz López
Share

Nació el 3 de junio de 1928 en la vega Cauca. Los primeros años de estudio los realizó en la Escuela Apostólica de los padres Vicentinos en Santa Rosa de cabal y luego vino al Oratorio de Pasto.

Se ordenó sacerdote en Bogotá, el 8 de diciembre de 1953.

En 1954 fue elegido rector del colegio San Felipe Neri, en el cual estuvo en varias ocasiones. Época de grandes logros para la institución. Presidió CONACED de Nariño por 20 años.

Prepósito del Oratorio de Pasto por cuatro periodos. Amante del deporte, llevó al colegio San Felipe Neri a los campeonatos departamentales de fútbol, baloncesto y ajedrez.

Por su capacidad deportiva fue nombrado delegado de coldeportes y recibió la condecoración de dicho estamento gubernativo.

Prepósito, Maestro de novicios de la congregación del Oratorio y Párroco de la Sagrada Familia en Pasto.

En 1966 viajó a España para obtener su posgrado en el Instituto Pastoral de Salamanca. A su regreso, asumió la rectoría del colegio San Felipe Neri en Pasto.

Asumió también las ingratas campañas pro refinería de Tumaco, artífice y constructor del nuevo colegio San Felipe Neri en Mijitayo y lo propio de la Iglesia y casa parroquial de la sagrada Familia del barrio Palermo, de la cual fue su Párroco.

Se caracterizó por ser un sacerdote muy conocido en Pasto y muy querido por los exalumnos del colegio.

Poeta, escritor, educador de muchas generaciones, se hizo merecedor de la medalla Camilo Torres y diversos reconocimientos de las Hermanas Filipenses, Sociedad de Mejoras Públicas, Gobernación de Nariño, Municipio de Pasto.

Se enfrentó con tenacidad al INCORA, fue uno de los impulsores de la parcelación de la finca la Loma en el municipio de Buesaco.

En 1975, el Padre Paulo Turks, Delegado de la Santa Sede, lo nombró Prepósito del Oratorio de Bogotá, así marcha de Pasto para entrar a formar parte de la comunidad de San Felipe Neri en Bogotá donde permaneció hasta el día de su muerte.

Trabajó en la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria en el barrio Ciudad Bolívar del sur de Bogotá, allí desempeñó una labor a favor de la comunidad de los sectores marginados, creó una casa para ancianos, también se desempeñó como prepósito del oratorio de Bogotá, director del teologado John Henrry Newman y profesor del colegio Camilo Torres.

Murió en su casa paterna en La Vega Cauca el 16 de enero de 2019 a la edad de 91 años y 65 años de sacerdocio.

Tomado de: Colegio San Felipe Neri, Pasto.

Los comentarios están cerrados.